¿Qué es Vata dosa? ¿y cómo podemos equilibrarlo?

Vata dosha es el tipo mente-cuerpo ayurvédico que está asociado con el aire y el espacio. Es de naturaleza ligera, fría, seca, y que gobierna todos los movimientos en la mente y el cuerpo, incluido el flujo sanguíneo, la eliminación de desechos, la respiración y el movimiento de los pensamientos a través de la mente.

Todo sobre Vata y su estilo de vida recomendado:

Si tu eres un Vata predominante, tu cuerpo es naturalmente delgado. Tu mente es entusiasta y se mueve rápido, aunque puede ser propenso a olvidar las cosas tan fácilmente como las aprende.

Su piel puede estar fresca y seca al tacto y dormir puede ser un poco difícil de alcanzar.

¿no estas seguro de a que constitución ayurvédica perteneces? 

¡Realice nuestro cuestionario Dosha para conocer su tipo de cuerpo-mente único y recibir recomendaciones personalizadas!

Un Vata equilibrado:

  • Energico y vivaz.
  • Aprende fácil.
  • Mente limpia y atenta.
  • Cae fácilmente dormido a la hora de acostarse.
  • Equilibrio en la digestión y la eliminación.
  • Buena circulación e incluso temperatura corporal.

Un Vata en desequilibrio:

  • Cansado y con fatiga.
  • Falta de concentración u olvidadizo.
  • Espaciado o disperso.
  • Dificultades para dormir.
  • Estreñimiento ocasional.
  • Puede sentir frío físicamente.
  • Mala circulación con manos y pies fríos.
  • Sentimientos de ansiedad o preocupación.

Consejos para el equilibrio de Vata:

Como Vata dosa es frío, ligero y seco, se beneficia de las cosas que lo calientan y de alimentos que son pesados en la naturaleza y fáciles de digerir.

Los alimentos crudos son más difíciles, especialmente en las personas con predominio vata. Si tiene un predominio de Vata dosha, una rutina regular con un sueño adecuado es uno de los mejores antídotos para la naturaleza ligera y variable de Vata.

Las personas con un fuerte Vata tienden a encontrarse apresurados o apurados. Si este es tu caso, intenta cultivar una rutina de hábitos regulares y desaceleración, lo que beneficiará enormemente su salud mental, emocional y física. Aquí hay algunas otras formas fáciles de pacificar Vata dosha:

Le favorece el calor, grasas, alimentos pesados, dulces, sabores agrios y salados. Le favorecen  los alimentos cocinados sobre los alimentos crudos.

Vata dosa

Vea las pautas completas de la dieta Vata a continuación.

-Beber té organico Vata y sazone las comidas con Vata Churna Orgánica.

-Vaporice en un humificador aceite calmante de aroma Vata en tu hogar u oficina.

– Vaya a cama temprano, si puede ser, antes de las diez de la noche y levantese temprano, antes de las 6:00 a.m.

– Si quedarse dormido es un problema y tiene preocupaciones ocasionales, pruebe a tener un sueño sin preocupaciones y dichoso tomando como suplemento Ashwagandha durante el día.

-Descanse mucho.

-Siga una rutina regular.

-No te saltes las comidas. Coma tres comidas cocinadas y calientes por día, con el objetivo de tenerlas aproximadamente a la misma hora cada día. La digestión de Vata tiende a ser irregular.

Al comer a la misma hora, sus enzimas digestivas tendrán la costumbre de prepararse para digerir los alimentos y la digestión será más fuerte.

  • Trata de tener una eliminación regular y diaria. Si el estreñimiento ocasional es un problema, (Organic Digest ToneTriphala Plus) es un tonificador digestivo diario efectivo. Suplemento con Amla Berry si es necesario. 

– Evite el trabajo estresante y practique ejercicios relajantes como caminar, yoga y pranayama (ejercicios de respiración).

-Un masaje con aceite diario (abhyanga) es especialmente importante para Vata. Un aceite de masaje para una piel juvenil que ayuda a aliviar la piel seca que a menudo es el resultado del desequilibrio de Vata.

– Evite los estimulantes como la cafeína o el alcohol o quedarse despierto hasta tarde viendo la televisión.

-Manténgase caliente si se encuentra en clima frío o ventoso y mantenga los pies calientes, use calcetines para acostarse.

-Reduzca el estrés mental con meditación y/o yoga. El programa de Meditación Trascendental, por ejemplo, ha sido probado en cientos de estudios científicos como una técnica muy efectiva para disolver el estrés mental, emocional y físico.